Centro de información de BenQ

¿Cómo elegir un monitor para videojuegos para Xbox One X o PS4 Pro?

BenQ
2018/12/10
¿Qué sacará en claro de este artículo?

Si ha decidido mejorar su experiencia de juegos de consola con un monitor para videojuegos, este artículo es lo que busca. Después de leer este artículo, habrá aprendido a elegir el mejor monitor para juegos de consola.

Configuración de videojuegos para consolas (Xbox y PS4) con monitor para videojuegos.

Aunque en la elección de un monitor para videojuegos suelen influir muchos factores (los juegos a los que juegue, la consola que tenga y el presupuesto de que disponga), las especificaciones generales del monitor que debe tener en cuenta son la resolución, la frecuencia de actualización y el ancho de banda de HDMI.

En este artículo, le explicaremos con más detalle las características expuestas a continuación:

Alta resolución de 1080p y superior para lograr imágenes claras

Una regla general a seguir al comprar un monitor para videojuegos es no comprar ninguno cuya resolución sea inferior a 1920 × 1080 píxeles, también conocida como “Full HD” o “1080p”. Muchos jugadores competitivos suelen preferir 1080p, ya que no es demasiado exigente para el sistema y les permite jugar con mayor eficacia. Quad HD (QHD) o 1440p es una mejora de calidad gráfica significativa en comparación con 1080p, aunque tampoco sobrecarga en exceso el sistema. Se trata de un buen término medio entre 1080p y 4K. 4K cuenta con una alta resolución de 3840 × 2160 píxeles y actualmente es la resolución más alta que se ofrece en las pantallas convencionales. Si busca una imagen nítida, 4K es lo que necesita. La calidad de imagen que ofrece 4K es simplemente excepcional. Sin embargo, los monitores 4K también son mucho más exigentes para el sistema.

HDR para obtener colores vívidos y una imagen realista
HDR proporciona una imagen más brillante y más fiel a la vida real que SDR

Si los gráficos son un factor importante para usted, mejore aún más su experiencia visual con HDR. Tanto PlayStation 4 (Slim y Pro) como Xbox One (estándar, S y X) son compatibles con HDR10, y a usted le interesará elegir un monitor que admita esta función. Alto rango dinámico (HDR) Esto se debe a que esta tecnología es capaz de capturar una gama de colores más amplia y diversos tonos. Captura detalles en partes más oscuras y más brillantes de la imagen sin que ello conlleve una pérdida sutil de detalles. Evita que las partes más brillantes sean demasiado brillantes y que las más oscuras se oscurezcan.

HDMI 2.0 para una entrega rápida de contenido en la pantalla

Si desea disfrutar realmente de las capacidades que ofrece 4K con HDR, es crucial elegir un monitor con HDMI 2.0 o una versión posterior. La versión 2.0 de HDMI proporciona una mayor capacidad de ancho de banda y permite transferir más datos en un período fijo concreto. HDMI 2.0 es capaz de ofrecer hasta 60 fotogramas de contenido 4K por segundo sin que la calidad se resienta. Es una prestación de la que carece la versión anterior.

60 Hz para conseguir una imagen más suave con la frecuencia de actualización correcta

Si va a jugar a juegos de acción, lucha o carreras de coches en primera persona, la velocidad de actualización de las imágenes en la pantalla es crucial. Cuanto más rápido actualice la pantalla las imágenes, mejores resultados obtendrá usted, ya que la imagen de la pantalla no se queda atrás con respecto a los movimientos más rápidos del jugador. Para tipos de juegos altamente competitivos como Call of Duty, Battlefield o FIFA, generalmente se considera que una velocidad de actualización mayor es beneficiosa. Pero la verdad es que, para la mayoría de las consolas modernas, una frecuencia de actualización de 60 Hz es más que suficiente. Las máquinas modernas solo tienen capacidad para transferir 60 fotogramas por segundo. Es por eso por lo que, en la mayoría de los casos, el mero hecho de gastarse más dinero y comprar un monitor con 120 o 144 Hz no reporta más ventajas. Los monitores BenQ EW3270U y EL2870U cuentan con todas las características mencionadas antes para lograr una mejor experiencia de videojuegos.

144 Hz, 1440p y Freesync para Xbox One y juegos ultrarrápidos

Para quienes tengan una Xbox One X o una Xbox One S y disfruten con un desarrollo de juego de competición, ahora es posible jugar a una frecuencia de actualización más alta, 120 Hz por segundo, con la actualización más reciente, publicada en mayo de 2018. Al mismo tiempo, la Xbox está equipada con HDMI 2.0, tecnología que actualmente no es capaz de transferir 120 Hz con 4K.

En este caso, una buena opción será un monitor 1440p dotado de una mayor frecuencia de actualización. Por ejemplo, el monitor para videojuegos EX3203R de BenQ posee una mayor frecuencia de actualización, 144 Hz. Además, tiene una resolución de 1440p, con lo que se logra un buen equilibrio entre gráficos y rendimiento.

También admite FreeSync para evitar una experiencia de juego entrecortada y el “tearing” (seccionamiento de imágenes) debido a las diferencias en las frecuencias de actualización de la consola y el monitor.

Los monitores compatibles con FreeSync evitan que las imágenes se seccionen.

Artículo relacionado

TOP