Centro de información de BenQ

¿Por qué los colores no se ven igual en diferentes dispositivos?

2017/05/19

Es un error común pensar que todos los dispositivos electrónicos deben mostrar los mismos colores, sobre todo si son de la misma marca y el mismo modelo. Sin embargo, esto no suele ser así. ¿Ha pensado cuál es el motivo real de que la imagen se vea diferente?

Es un error común pensar que todos los dispositivos electrónicos deben mostrar los mismos colores, sobre todo si son de la misma marca y el mismo modelo. Sin embargo, esto no suele ser así. Podemos explicarlo con un sencillo experimento: cuando coloca la misma imagen en dos monitores, uno al lado del otro, existe al menos un 95 % de probabilidades de que las imágenes no se vean igual, y es probable que se encuentre en una situación como la de la Figura 1. Los monitores no tienen que ser de la misma marca y del mismo modelo, pero en nuestro ejemplo hemos utilizado cuatro imágenes de monitores idénticos.

Colores diferentes en dispositivos del mismo tipo

Figura 1: Colores diferentes en dispositivos del mismo tipo

Otro caso en el que se observa este fenómeno es cuando compra un televisor nuevo. La mayoría de las personas va a una gran tienda de electrónica y opta por uno de los televisores expuestos. Elegimos el que tiene los colores o la calidad de imagen (o el precio) que más nos atrae. Es fácil señalar de forma visual qué pantalla ha mejorado cada fabricante para ofrecer lo que cree que es la mejor calidad de imagen. Este mismo principio se aplica a monitores, proyectores, impresoras y muchos otros aparatos. Sin embargo, aunque la imagen procede de la misma fuente (la emisión producida en la tienda o en el vídeo integrado del televisor), ¿se ha planteado cuál es la verdadera causa de que la imagen se vea diferente?

Además de los retoques en los ajustes de color realizados por el fabricante o la tienda, hay otras dos causas principales de que los colores reproducidos en dispositivos diferentes se vean muy distintos: la primera causa es que la teoría de la mezcla de colores que hay detrás de cada tipo de dispositivo es diferente, y la segunda tiene que ver principalmente con la variación derivada de la producción en masa.

Figura 2: (a) Uso de luz de colores RGB para mezclar los colores. / (b) Uso de colorantes CMY para mezclar los colores.

En primer lugar, hablaremos de la teoría de la mezcla de colores. Hay dos formas de mezclar los colores. Una es utilizar luz de color y, la otra, es utilizar colorantes. La Figura 2a ilustra el uso de las luces azul, verde y roja para mezclar colores, y la Figura 2b ilustra el uso de colorantes cian, magenta y amarillos. En la Figura 2a, al mezclar luces azul, verde y roja, se obtiene luz blanca. Al mezclar luces verde y roja, se obtiene luz amarilla, mientras que, al mezclar luces azul y roja, se obtiene luz magenta.

Cuando hablamos de estos esquemas de colores, solemos denominar al cian, el magenta y el amarillo (Figura 2b) “colores primarios”, y al rojo, el verde y el azul (Figura 2a), “colores secundarios”. Este método de mezcla de colores se llama “síntesis sustractiva del color” porque los colores se crean extrayendo el reflejo del sustrato blanco con una luz filtrada. Y, a la inversa, como puede crearse blanco mezclando luz azul, verde y roja, llamamos a este método “síntesis aditiva del color”.

La diferencia es que, si queremos utilizar colorantes o tintas para crear colores con la “síntesis aditiva del color”, debemos aplicar los colorantes o las tintas sobre un sustrato, como papel o lienzo. Imaginemos, por ejemplo, que el blanco de la Figura 2b es el blanco del papel o del lienzo. En estas superficies, cuando mezcle colorantes cian y magenta, verá un color azul, y cuando mezcle colorantes magenta y amarillos, verá un color rojo. Cuando mezcle colorantes cian, magenta y amarillos, en teoría, obtendrá negro.

Figura 3: Sistema de la síntesis aditiva del color

Figura 4: Sistema de la síntesis sustractiva del color

Cuando reproducimos imágenes de forma digital, por ejemplo, al visualizar imágenes en monitores o proyectores, se suele utilizar el método denominado “síntesis aditiva del color”, como se muestra en la Figura 3. Cuando reproducimos imágenes en formato físico, por ejemplo, al utilizar una impresora para imprimir una imagen, se suele utilizar el método denominado “síntesis sustractiva del color”, como se muestra en la Figura 4. Es fácil ver que los colores secundarios del sistema de la síntesis aditiva del color y del sistema de la síntesis sustractiva del color son exactamente los opuestos. La misma idea se aplica a la creación del blanco y el negro en ambos sistemas. Por lo tanto, es de esperar que los colores que creen los monitores y los proyectores sean diferentes de los colores de un soporte impreso, debido al uso de distintos métodos de síntesis del color.

La segunda causa por la que vemos cambios de color en diferentes dispositivos es la variación provocada por la producción en masa. Existen diferentes métodos de producción de estos colores. En la Figura 5, lo explicamos utilizando como ejemplo un monitor del que se fabrican muchas unidades.

Figura 5: Componentes principales de un panel LCD

En la Figura 5, se muestran los componentes principales de un panel de monitor. Hay al menos 10 capas diferentes de componentes para crear un solo panel. Los componentes principales que más afectan a los colores son los siguientes:

1. Retroiluminación

2. Polarizador

3. Sustrato TFT

4. Cristal líquido (LC)

5. Mosaico de filtros de color

6. Sustrato de filtros de color

Debido al proceso de fabricación y al material, pueden esperarse pequeñas variaciones de cada capa de componentes en los métodos de producción en masa. La variación suele ser del 5 % por componente aproximadamente para que se produzca de forma rápida y a un precio razonable. Supongamos que reducimos la variación en el control de calidad a un 2 % para cada componente utilizado. Con 10 capas de componentes, la variación del panel puede llegar fácilmente hasta un 15 %-20 %. Por ello, cuando la fábrica utiliza los paneles directamente sin ajustarlos ni calibrarlos, los colores serán muy diferentes en las distintas unidades. Esto es lo que suele suceder con los monitores, los proyectores, los televisores e incluso las impresoras.

En este artículo, hemos aprendido que existen tres causas por las que los colores se ven diferentes en distintos dispositivos. La primera es que cada fabricante tiene su propia preferencia en cuanto al equilibrio de colores. La segunda causa es que la teoría de la mezcla de colores fundamental es diferente en diferentes soportes. La última es la variación provocada por la producción en masa. Ahora que conocemos algunas causas concretas de este fenómeno, en el siguiente artículo veremos qué podemos hacer para que los colores se vean igual en dispositivos diferentes.

TOP